Certificado Médico para el Permiso de Conducir en Sevilla

El certificado médico para el permiso de conducir es necesario tanto para renovar el carnet de conducir como para examinarse por primera vez. Para ello se debe realizar una revisión médica en un Centro de Reconocimiento de Conductores homologado por la DGT.

Nuestro Gabinete Médico Psicotécnico está autorizado por la Dirección General de Tráfico para renovar el carnet de conducir sin tener que acudir a la Jefatura Provincial de Tráfico.

Información importante para la obtención del certificado médico para el permiso de conducir

Los requisitos que se piden para RENOVAR EL CARNET DE CONDUCIR son los siguientes:

Una vez se han realizado estos dos pasos, el carnet de conducir se renueva telemáticamente desde el Centro Médico y se entrega una autorización temporal emitida por la DGT con una validez de 3 meses, con la que se podrá conducir por todo el territorio español mientras recibe en su domicilio, por correo ordinario, el carnet de conducir renovado.

En el caso de las OBTENCIONES DEL CARNET DE CONDUCIR, los Centros de Reconocimiento de Conductores únicamente realizamos el reconocimiento médico psicotécnico y entregamos el certificado médico para el permiso de conducir que se debe presentar en la Autoescuela o a Tráfico, si se examina por libre. En estos casos las tasas de Tráfico se tienen que pagar a través de la Autoescuela o a Tráfico directamente.

¿En qué consiste el reconocimiento médico que se realiza para obtener o renovar el carnet de conducir?

Todos los Centros de Reconocimiento de Conductores homologados por la DGT deben contar con un médico y un psicólogo.

El médico se encarga de repasar el historial clínico con el fin de conocer si la persona tiene alguna enfermedad relevante o si ha sufrido alguna intervención quirúrgica. Le realizará una exploración oftalmológica para valorar su agudeza visual: cálculo de la distancia, nivel de deslumbramiento y capacidad visual.

También es de su competencia la valoración auditiva tras una audiometría.

Por último, el médico comprobará el aparato cardio-respiratorio con el objetivo de determinar si la presión arterial es la adecuada.

La fase final de la revisión queda en manos del psicólogo. En este momento se realizará una prueba de coordinación visomotora bimanual a través de un programa de ordenador. Con este test psicotécnico se pretende comprobar la percepción del movimiento y la coordinación viso-motriz.